5 de feb. de 2007

LAS RAÍCES ESPAÑOLAS DE SIMÓN BOLÍVAR

(Ver ICR 15 pág.12)
Dos regiones de España, se disputan cuál de ellas, tiene mayor cantidad de ascendientes del Libertador Simón Bolívar: Galicia y el País Vasco.
Al parecer, ambas comparten el honor.

El apellido, originariamente Bolibar -con B- hizo centrar durante muchos años, los orígenes del Libertador sólo en el País Vasco, ignorando por ejemplo el galleguísmo apellido Ponte.
Alrededor de 1850, historiadores, biógrafos y genealogistas de Bolívar, comienzan a prestar mayor atención a la frondosidad de su árbol familiar. Así aparecen las raíces gallegas que adquieren una importancia igual a las vascas, encontrando sus antecesores gallegos tanto en la provincia de La Coruña por parte de su rama paterna, como en la provincia de Orense en su rama materna.
El siguiente reportaje es una recopilación de autores varios, más un aporte propio, ya que he recorrido algunos de estos lugares.
Invitamos a estudiosos e investigadores a ampliar o corregir los datos expuestos a continuación.
Martha González

Galicia
Línea paterna
Luego de contraer matrimonio con María Teresa en Madrid el 26 de mayo de 1802, Simón Bolívar y su joven esposa emprendieron viaje hasta La Coruña, a donde llegaron el 8 de junio.
Aquí permanecieron unos días de luna de miel antes de embarcar hacia Venezuela.
Se alojaron en el Pazo Penarredonda en la parroquia de Elviña, finca de unos familiares paternos de Simón, donde había nacido don Marcos Jaspe de Bustamante, cuarto abuelo de El Libertador. Estaban acompañados por Antonio, hermano de María Teresa, que se encontraba destinado como subteniente en la Maestranza de Artillería.
Marcos Jaspe de Bustamante, nació en 1577 y murió en 1640, estaba casado con Inés López de Montenegro; entroncados ambos con las más nobles familias de Galicia y Castilla. De este matrimonio nacieron al menos, siete hijos.
El primogénito, Pedro Jaspe de Montenegro, emigró a Venezuela donde fue alcalde de Caracas, Alguacil Mayor del Santo Oficio (Inquisición) y Proveedor General en la misma ciudad. Fue él quien elaboró y dio nombre a la capilla de la Santísima Trinidad de la Catedral, en la que después sería enterrado junto a su esposa.
Otra de las hijas de Marcos Jaspe de Bustamante e Inés López de Montenegro fue
María Jaspe Montenegro, casada con Jacinto Ponte y Andrade, primeros tatarabuelos del Libertador. Estos jamás salieron de Galicia.
Pero quien si llegó a vivir en Caracas, fue un hijo de ambos, Pedro de Ponte Andrade Jaspe y Montenegro quien fue Regidor Perpetuo de la ciudad. Se casó con María Petronila de Ponte y Marín de Narváez y ambos son los bisabuelos paternos de Simón.
Pedro de Ponte y Josefa Narváez, además de algunos otros más, tuvieron una hija, María Petronila de Ponte y Marín de Narváez, que se casará con don Juan de Bolívar y Martínez de Villegas (ver: línea vasca) Teniente General y Alcalde de Caracas, convirtiéndose en los abuelos de El Libertador, ya que de ellos nació el coronel Juan Vicente de Bolívar y Ponte, padre de Simón.

Línea materna
Los cuartos abuelos de El Libertador fueron Lorenzo Fernández Araujo, casado Mariana de Cobarrubias y Losada, ambos naturales de la provincia de Orense (Galicia) y de las familias más nobles de la región y donde nacieron todos sus hijos. Uno de ellos, fue el Capitán del ejército Diego Fernández de Araujo, quien viajó a Venezuela y fue nombrado Alcalde Ordinario de la capital. En Caracas se casó con Juana de Rivilla y Puertas, también de noble familia caraqueña, nacida en 1632 y fallecida en 1677. De este matrimonio, nació en 1653 Josefa Fernández Rivilla y Araujo quien se casó con el Capitán Mateo Blanco Infante y uno de sus hijos, Mateo Blanco y Fernández de Araujo, que sería Maestre de Campo, se casó con Isabel Clara de Herrera y Liendo, de cuya unión nació Francisca Blanco de Herrera, casada con Feliciano Palacios y Gil de Arratia (oriundos de la provincia de Burgos, en Castilla y León) quienes fueron los abuelos de Simón, porque fruto de este matrimonio nació Doña María de la Concepción Palacios y Blanco, madre de El Libertador.

País Vasco
En la localidad de Bolibar a 5 kilómetros de Bilbao, capital de la provincia de Vizcaya, País Vasco, en un caserío llamado Errementarikua se encuentra el Museo Simón Bolívar.
Está ubicado en la casa de campo que en otros tiempos perteneciera a los antepasados de Bolívar, la cual fue completamente remodelada e inaugurada el 24 de julio de 1983 conmemorando el bicentenario del nacimiento de El Libertador.
Tiene tres pisos. El superior está dedicado íntegramente a Simón Bolívar con objetos, genealogía, viajes de Bolívar a Europa y geografía de la independencia de los países bolivarianos.
El apellido Bolívar, se lo encuentra seis generaciones por detrás de El Libertador, en concreto a través de Simón de Bolíbar (con B) "el Viejo", quien emigró a América, a mediados el siglo XVI a buscar fortuna obligado por no ser el hijo mayor ya que las costumbres del mayorazgo dejaban siempre la herencia al primogénito de la familia.
Tras pasar primero por Santo Domingo, Simón "el Viejo" se casa allí con Ana Hernández y Castro y a la muerte de ésta, viaja a Caracas dando así origen al árbol genealógico familiar en Venezuela.
Llegó en 1588 con su hijo, también Simón de Bolívar "El Mozo" (nótese que ya el apellido Bolívar, comenzó a partir de esta persona a escribirse con V, debido a un error en la inscripción de su acta de nacimiento) y se destacó como Contador Real por privilegio especial de Felipe II, quien en el título de nombramiento le reitera su amplia confianza como velador de la Real Hacienda. Fue además Procurador General de las ciudades de Caracas, Coro, Trujillo, Barquisimeto, Carora, el Tocuyo y Maracaibo para la Corte española entre 1590 y 1593, informando al rey Felipe sobre el estado de la provincia y pidiéndole mejoras, exenciones de impuestos y privilegios que facilitaran el desarrollo de las mismas. Gracias a las gestiones y el espíritu emprendedor de Bolíbar "el Viejo" el rey permitió a Venezuela abrirse al comercio con Europa, y por primera vez, barcos venezolanos llevan mercancías para la venta legal hacia España.
Fue fundador del Seminario Tridentino, que se convertirá en la Universidad de Caracas y más tarde la Universidad Central de Venezuela; e irónicamente, también fue quién logró que la Corte española autorizara el primer contingente de negros africanos en calidad de esclavos para Venezuela.
Entre otros de sus logros para Caracas está el haber gestionado en el Consejo de Indias la concesión real del escudo. Felipe II lo otorga en los términos siguientes: "En campo de plata de un león color pardo, puesto en pie, teniendo entre los brazos una venera de oro con la Cruz Roja de Santiago, y por timbre una corona de cinco puntas de oro".
Su hijo, el primer Bolívar (escrito con V) Simón Bolívar "el Mozo" siguió los pasos de su padre amasando fortuna y prestigio, convirtiéndose en una figura importante de la sociedad oligarca, cuando se casó con Beatriz Díaz Moreno de Rojas, hija del Capitán Alonso Díaz Moreno, fundador de la ciudad de Valencia y así el apellido Bolívar se convierte en uno de los más importantes de la colonia. El matrimonio tuvo dos hijos: Antonio y Luisa.
Simón Bolívar el Mozo, era un hombre entregado a la defensa de los indios; fue encomendero de los nativos de San Mateo, lo que le permitió consolidar la hacienda más importante del país, conocida como la “Hacienda de San Mateo”, que en el futuro, sería el bien más preciado de la familia de los Bolívar. A la muerte de su esposa, se convirtió en sacerdote.
Uno de sus hijos Antonio, casado por primera vez con Luisa de Marmolejo y en segundas nupcias con Leonor de Rebolledo Argumedo y Almendáriz, tuvo a su vez de ambos matrimonios un total de nueve hijos. De ellos Luís fue quien continuó con la estirpe de los Bolívar en amasar fortuna y tener cargos importantes. Nacido en 1627, se casó con Doña María de Martínez Villegas y Ladrón de Guevara. Fue Alcalde de Caracas, Corregidor y Justicia Mayor de los Valles de Aragua y un exitoso empresario, como todos los Bolívar. De este matrimonio, nació Juan Bolívar Martínez y Villegas que en 1690 funda el pueblo de Villa de Cura. Fue dos veces gobernador de Venezuela, dos veces Alcalde de Caracas y además de Justicia Mayor de los Valles de Aragua y casado en segundas nupcias con Petronila de Ponte y Marín, hija de madre natural, Josefa Marín Narváez.
Con el tiempo, los Bolívar se unieron en matrimonio con las familias de los primeros pobladores de Venezuela y alcanzaron rangos y distinciones tales como las de Regidor, Alférez real y algunos gestionaron los títulos nobiliarios de Marqués de Bolívar y Vizconde de Cocorote, asociado con la cesión de las Minas de Cocorote y la facultad de administrar el señorío de Aroa, conocido por la riqueza de sus minas de cobre. Estos títulos sin embargo no llegaron a concederse.

Línea ascendente vasca
Miguel Ochoa Rementería de Bolíbar y Jáuregui, se casó con Maria de Adeitxce.
Su hijo Martín de Ochoa Bolíbar se casa con Magdalena Ibarguren. El segundo de los hijos de estos fue Simón de Bolíbar y Ibarguren ("el Viejo"), quien emigró a América y se casó con Ana Hernández de Castro, en Santo Domingo. Allí nació Simón de Bolívar y Castro ("el Mozo") que se casó con Beatriz Díaz Moreno. Tuvieron un hijo llamado Antonio de Bolívar Moreno, que se casa en Venezuela con Leonor Rebolledo.
El hijo de estos, Luís de Bolívar y Rebolledo contrae matrimonio con Ana Maria de Martínez Villegas. Su hijo Juan de Bolívar de Martínez y Villegas al casarse con María Petronila de Ponte y Marín, pasan a ser los abuelos del Libertador, pues engendran a Juan Vicente de Bolívar y Ponte.